Algún día el ADN sustituirá al disco duro